sábado, 20 de mayo de 2017

Siete Crisantemos. Los crímenes de Ruzafa

Estoy enamorada de Alex Bonnet,  de sus defectos y virtudes,  de sus “cafés del tiempo”,  de su forma de acabar metido en casos que le vienen muy grandes, pero que al final consigue resolver gracias a esos momentos de lucidez, de sus dudas a la hora de continuar con una relación a la que su corazón lucha por consolidar, de la amistad que le une a su inseparable amigo Jesús.

Camino por las calles de Valencia con la certeza de que tarde o temprano me cruzaré con él, con Isabel, con Jesús y con una serie de personajes que ya son reales.

Esa es una de las grandezas de las novelas de Carlos Rodríguez.  Una ficción tan real que te provoca ganas de querer vivir algunas de las situaciones que lees,  pero no todas…

Siete Crisantemos empieza de una forma soberbia.  Carlos Rodríguez tiene el don de atraparnos en el primer capítulo de cada una de sus novelas.  En esta ocasión nos traslada a uno de los bombardeos acontecidos en la ciudad de Valencia durante la Guerra Civil española.  La escena en la que describe el cuerpo inerte de una niña, difícilmente lo podrán  borrar de sus mentes.  Un salto en el tiempo nos devolverá al día a día de Alex Bonnet, para acompañarle por las calles del barrio de Ruzafa de Valencia, en busca de los motivos que llevan a un asesino en serie a crucificar a sus víctimas.  ¿Qué vínculo une a una anciana, a un homosexual, a una embarazada y a una dependienta para acabar como un Cristo crucificado?  Las piezas tarde o temprano encajan para mostrarnos un mundo de debilidades,  de falsas apariencias,  de creencias y de defensores de la justicia divina que harán temblar el corazón de Ruzafa.

¿Te atreves a descubrir el significado de los siete crisantemos?

Angels Fortune









No hay comentarios:

Publicar un comentario