martes, 27 de diciembre de 2016

Reseña EL FRÁGIL ALETEO DE LA INOCENCIA

EL FRÁGIL ALETEO DE LA INOCENCIA,  una novela de Rosa Castilla.

Tan solo ha pasado un año desde que Rosa Castilla irrumpió en el mundo de la literatura con su ópera prima El despertar de VolvoretaEn las páginas de esa novela conocimos a Marian,  una chica indecisa, traumatizada y enamorada.  Y también conocimos a Carlos,  un hombre del que fue muy sencillo enamorarnos de él.  Leímos entusiasmados una historia de amor y pasión en la que todos los lectores,  incluida yo, creímos que acabaría bien y en la última página de ese libro.  Nada más lejos de la realidad. Así que al cerrar la novela que teníamos entre manos,  todos nos hicimos la misma pregunta: “¿cuándo publicarás la segunda parte?” Esta pregunta tuvo su respuesta el pasado 16 de diciembre cuando presentamos El frágil aleteo de la inocencia. 

Como editora,  antes de empezar a leer su segundo manuscrito le pregunté que me explicara por encima un poco la trama.  Cuando escuché su explicación,  una alarma saltó en mi cabeza.  “¡¡¡¿Me estás diciendo que Carlos se va a quedar toda la novela en Madrid mientras ella va a perder la cabeza por otro hombre?!!! Tus lectoras, y yo me incluyo, nos vamos a enfadar mucho”  Esa fue mi advertencia antes de perderme entre las maravillosas páginas de El frágil aleteo de la inocencia.  

Si con El despertar de Volvoreta  descubrí a un nuevo talento de la literatura,  con El frágil aleteo de la inocencia fui consciente de que Rosa Castilla se había consolidado como una gran escritora que era capaz de hacernos sentir el amor,  la pasión y el deseo con sus palabras, que no necesitaba que apareciese ninguna escena de cama para mostrarnos la pasión que puede nacer entre dos personas, que era capaz de describir paisajes que nunca había visitado como si los viese cada día, que podía crear un amplio abanico  de personajes que nos hiciera intimar con ellos  y me mostró su gran destreza a la hora de presentarnos a Alan Carson para conseguir que por un momento me olvidase completamente de Carlos.  

A día de hoy nadie duda de que lo que Rosa Castilla se proponga,  lo va a conseguir,  de que es una trabajadora incansable que ha escrito una novela al año compaginando su pasión por las letras con su trabajo de comercial y de que es una escritora maravillosa que tarde o temprano triunfará como se merece.

Rosa no dejes nunca de soñar y de crear historias que nos hagan temblar el corazón.



Angels Fortune


Si quieres leer EL FRÁGIL ALETEO DE LA INOCENCIA aquí tienes los enlaces a nuestra Librería





jueves, 15 de diciembre de 2016

Conoce a nuestros autores. Carlos Rodríguez.


Carlos Rodríguez nació en Valencia. Aunque desde niño siempre supo que quería convertirse en un gran escritor, sus sueños de realizar la carrera de Literatura se vieron truncados por el fallecimiento de sus padres. Dejó los estudios en COU y aprobó las oposiciones para funcionario de Renfe donde ejerció durante once años. 

Preso de su propia vida, decidió empezar de nuevo en la ciudad de Nueva York donde vivió tres años.  En esta ciudad retomó la afición de la infancia por las letras y realizó  su primer curso de escritura. De allí se trasladó a Atlixco, Puebla (México) hasta que finalmente decidió regresar a su ciudad natal  donde reside en la actualidad junto a su hijo. 

Autodidacta incansable, ha estudiado Literatura y Periodismo.  Después de colaborar en Revistas, publicaciones online y de impartir talleres de escritura,  finalmente decidió escribir su primera novela Comarcal 415 y dedicarse por fin al mundo de la literatura.  

Comarcal 415  consiguió unas inmejorables críticas de la mano de escritores consagrados como Almudena Grandes: "Texto adictivo, interesante y eficaz,  sabiendo dar una réplica contemporánea a los relatos de detectives",  Lorenzo Silva: "Capacidad de trasladar los clichés típicos de detectives al ambiente rural -Sierra de Alcaraz-, sin ningún tipo de complejos y sin perder efectividad",   y Pedro Zarraluqui: "El autor sabe crear imágenes muy poderosas que perviven a lo largo del relato."

Como era de esperar,  la segunda edición no ha tardado en llegar  así como los comentarios de sus lectores que no dejan de pedir una segunda novela para continuar con las aventuras del detective Alex Bonnet,  pero sobre todo para descubrir las incógnitas que muy sabiamente nos dejó el autor en Comarcal 415.  

Si tú también quiere conocer el paradero de los coches desaparecidos...   la respuesta la encontrarás el próximo mes de abril en su segunda novela Siete Crisantemos.














domingo, 11 de diciembre de 2016

Reseña "El despertar de Volvoreta"

Club de Lectura El Boalo

El Despertar de Volvoreta

Rosa Castilla nos presenta una novela cargada de erotismo donde la protagonista principal libra una continua batalla interna entre su personalidad pudorosa y un deseo que aflora con fuerza difícil de contener. 
Narrado en primera persona, la trama se centra en la relación sentimental de Marian y Carlos, sus encuentros y desencuentros del pasado y el presente y las decisiones que toman en su búsqueda de la felicidad.
Con estas premisas, nos encontramos con una variedad de personajes que contrastan en sus diferentes actitudes ante la sexualidad, mostrando la oposición entre la promiscuidad y el recato, entre el respeto y el maltrato. Lo que inicialmente parecen polos opuestos bien definidos, poco a poco van perdiendo convicciones a medida que van enfrentando nuevas circunstancias.
Las descripciones ricas en detalles nos han permitido visualizar las escenas como si estuvieran en pantalla. El amanecer en Madrid consigue evocar recuerdos de experiencias propias, llevándonos directamente al terreno donde se desarrolla la historia. 
Sin embargo, nos ha faltado algo más de trasfondo en los personajes, quizá más madurez para su edad, más desarrollo de sus relaciones familiares y sobre todo nos hubiera gustado que la novela profundizara en el complicado e interminable proceso de superación del trauma.
Club Lectura El Boalo






miércoles, 7 de diciembre de 2016

Reseña COMARCAL 415

El Club de Lectura Sarria
COMARCAL 415

Buena obra de entretenimiento, de lectura ágil, donde nada es lo que parece, y donde el escritor nos engaña prácticamente desde el principio sumergiéndonos en un fantástico viaje atravesando la Sierra de Alcaraz con detallados, exhaustivos y realistas paisajes, que puedes sentir, palpar y oler y que sirven de fondo a una historia  de intriga dura en esencia, sustentada por unos personajes estructurados al detalle que podemos considerar lo mejor de esta obra.
Extraño, no sabes lo que te depara la próxima página, si un giro inesperado o páginas y páginas en las que el protagonista se dedica  sencillamente a no hacer nada, algo que de momento ignoramos si tiene algún propósito o si el autor tiene alguna intención con ello.
La trama, la idea general sobre la que se basa la obra y los personajes nos parecen muy buenos, pero echamos en falta un final más explicado, menos atropellado, porque no nos ha quedado claro por qué Alex Bonet llega a la conclusión final.
Es un libro que va a ser difícil de olvidar por un par de escenas sencillamente épicas: la imagen del jamón colgado y la muerte del guardia civil están grabadas en nuestra memoria. Además nos parece que la obsesión por la comida está muy bien racionada.
Nos faltan algunas explicaciones: no solo la incógnita de la desaparición de los coches ha quedado en el aire, suponemos que porque se está fraguando una continuidad que esperamos para resolver dichas incógnitas.
La opinión mayoritaria del grupo es que es un libro recomendable, fácil de leer, adornado por personajes muy diversos que se han guardado algo que no quieren contarnos para obsequiarnos con una segunda parte.

Club de Lectura Sarria




viernes, 2 de diciembre de 2016

Reseña de GOLD BEACH por Bertrán Salvador

GOLD BEACH, una novela de  Isabel Montes.
En junio de 1944 se produjo una de las contiendas más trascendentales de la Segunda Guerra Mundial, el desembarco de Normandía, la operación Overlord. Miles de personas perdieron la vida o vieron su futuro truncado en esas playas de Francia, en una especie de colapso espacio-temporal que jugó con los destinos de millares de individuos. De ese choque surge, más de setenta años después, la nueva novela de Isabel Montes, Gold Beach, donde se nos narra la historia de algunos de esos destinos truncados, ficticios pero que bien pudieran ser ciertos. Así, esta escritora y editora, fundadora de la editorial Angels Fortune y dedicada en cuerpo y alma a la literatura y a los escritores noveles, regresa al mundo literario tras su última novela, El día que conocí a Hugh Grant (2013)
En Gold Beach nos encontramos con una historia de historias. El narrador en primera persona, Philip, regresa un verano a casa con el secreto deseo de corregir los errores que enturbiaron su pasado. Así, el lector emprenderá junto al protagonista un regreso al pasado, al de Philip y al de sus padres, a todos aquellos pasados que se vieron alterados en las turbulentas aguas de Gold Beach, en Normandía, donde los destinos se entrecruzan y la verdad se camufla, y donde se va a decidir el destino de los padres de Philip, y aunque él lo desconozca, también el suyo. 
Con el formato de una novela total, en primera persona, y tomando prestadas licencias del género histórico y del género romántico, incluso del thriller, Isabel Montes nos ofrece una obra completa, una serie de aventuras que bien pudieran ser ciertas, y un personaje, Philip, que podríamos llegar a tocar. Un personaje que, como el lector irá descubriendo, se aleja del estereotipo por su complejidad, por los errores que comete y por cómo puede despertar simpatía y antipatía a la vez. Él es el motor de esta historia, y sin embargo a veces es testigo mudo, otras actor pasivo y otras responsable de lo que sucede a su alrededor. De este modo, el joven Philip va a descubrir que a veces el destino nos carga con pesadas mochilas, pero siempre hay espacio para la esperanza, para recuperar el tiempo perdido. Tal y como dice la enigmática Angels Fortune en un momento de la novela: Si has cometido un error y eres afortunado, el tiempo te regalará una segunda oportunidad, pero no siempre será tan generoso. Y a esa máxima se atiene Philip, persiguiendo su segunda oportunidad, intentando enmendar sus errores. 
De la mano de una prosa directa y eficaz, el lector se irá sumergiendo en la historia de estos personajes, de Philip y de sus padres,  plenamente definidos, descubriendo a cada paso nuevas intrigas, puertas que parecían cerradas y que quizás no siempre lo estuviesen. Así,  una de las mayores virtudes de Gold Beach es que siempre sorprende al lector con giros argumentales, nuevas interpretaciones y cambios en la concepción de los personajes. Por eso, el lector descubrirá que la dualidad típica de los personajes –buenos o malos- no tiene cabida en Gold Beach; aquí son más complejos, más reales,  las malas decisiones tienen un porqué y uno puede ver reflejado a amigos o conocidos en cada personaje, en cada actitud, en cada toma de decisiones. Y poco a poco, en las páginas que el lector intrépido devorará, se irán desvelando matices, historias y contra historias, una riada de emociones y situaciones inesperadas. 
Pero Gold Beach es más que una novela al uso, es un grito a las segundas oportunidades, es un sutil análisis de la condición humana, de cómo perseguimos sueños, de cómo un baúl sin importancia, juego de niñez, acaba convirtiéndose en el desencadenante de un cambio de vida. Nos llama a reflexionar sobre nuestras vidas, nos propone con voz enigmática que tal vez no sea tarde para cambiar el rumbo y que nunca debemos abandonar. Nos habla del perdón y del orgullo, el primero tan escaso y tan difícil de ofrecer, el segundo tan persistente, tan profundo en esta sociedad del egocentrismo y del yo que nos ciega y nos lleva a cometer errores. Nos habla del amor, del amor en un sentido maduro, del enamoramiento y de lo que viene después, de las cicatrices que puede dejar, de cómo una vida se puede regir por los recuerdos. Nos habla de tormentos y guerras, en un sentido literal, pero también metafórico, Gold Beach no es solo una de las playas de Normandía donde murieron miles de soldados, es también ese bache, esa piedra en el camino, en todos los caminos, esas zancadillas invisibles del destino, que a veces nos confunden, nos hacen perder el norte y nos hacen renunciar a aquello que más amamos.  Gold Beach es metáfora y razón de ser del libro, es el telón de fondo para que todo suceda, y todo sea posible. 
Isabel Montes nos regala una buena novela, una historia de amor que sin embargo es mucho más, es una lección; debajo de las aventuras, y los desenlaces, nos sugiere una pregunta de fondo, “¿ya sabes cuál es tu propósito en la vida?”; de nuevo una frase de Angels Fortune. Isabel Montes lo ha encontrado en esta novela, en su editorial, en su escuela de escritores, ¿lo encontrará Philip? ¿Lo encontraremos nosotros? Tal vez a través de Gold Beach podamos encontrar ayuda para responder a esa pregunta…

Bertrán Salvador