miércoles, 30 de marzo de 2016

Reseña "25 TEMAS PARA SONREIR"


David es un artista, sí señor. Hace escultura y pinta. Ha sido creativo publicitario. Pero ante todo, es un señor: educado, culto, polifacético, amante de la tranquilidad y la contemplación prolongada, de la tertulia calma, de la discusión sin un ganador claro. Y es buena persona. Sí señores, David Casademunt es un pedazo de pan y no está precisamente para comérselo. 
A este escritor novel le he visto hacer de todo: pilotar un catamarán cargado de ilusiones, hacer ambrotipos, fabricar papel artesanalmente... y un montón de cosas más. Por lo tanto, no me puede sorprender casi nada de él. Si exceptuamos, claro, el día en que me dijo que iba a escribir un libro de monólogos. 

¡¡¡Cómo!!! Si eres un tipo más bien aburrido, soso y además careces de facultades para contar un chiste. 
Pero mi opinión cambió cuando me dejó leer su primer monólogo. Me hizo reír, sí señores. Me hizo reír. Y eso a pesar de que yo soy un tipo de esos que hay que echarles de comer aparte. Y es que en David me sorprendió una vez más con su capacidad creativa para llevar a cabo cualquier proyecto en la vida. Este ejemplar que tienen entre las manos es una nueva demostración. 
PEDRO MADUEÑO 

Fotógrafo
Adjunto al Director de La Vanguardia 



miércoles, 23 de marzo de 2016

Nuestros lectores opinan sobre GOLD BEACH

De todos es sabido, que la mejor publicidad que puede recibir una novela son las opiniones de los lectores.  El boca-oreja es el gran aliado de todo escritor,  por este motivo inauguramos la sección:   NUESTROS LECTORES OPINAN para dar voz a todos los que nos ayudan a hacer crecer a nuestros escritores.

Muchísimas gracias por dar una oportunidad a los nuevos talentos de la literatura.

Angels Fortune


NUESTROS LECTORES OPINAN
María Cañas

Gold Beach es una novela que recomiendo a todo el mundo.  A mi me impacto desde el principio al final.  Una historia llena de sentimientos y sorpresas que no podía dejar de leer, así que la acabé en muy poquitos días.  Muchas gracias por escribir esta gran novela y enhorabuena por la traducción al inglés.

Bárbara Ramírez

Gold Beach es una novela que me ha gustado mucho. Amena de leer y muy interesante la historia que narra.  Se me hizo corta y me quedé con ganas de seguir leyendo. ¡Muy recomendable!

Silvia González

¡Gold Beach me encantó!  Una novela de suspense,  histórica,  romántica,  de las que empiezas a leer y no puedes parar.  Siempre he sentido admiración por las personas capaces de crear una historia y plasmarla de forma que te quedas “enganchado” de principio a final. ¡Y aún más cuando conoces a la escritora!  De lectura muy amena,  totalmente recomendable.  ¡Gracias Isabel!

Felipa

Es muy buena historia y lo digo de corazón.  A pesar de que es una novela larga me la leí casi de un tirón.  Vale la pena leerla.  Aporta un mensaje diferente aunque parte de esta historia esté basada en la II Guerra Mundial.

Marga Fernández

Gold Beach es una historia romántica,  emotiva y a la vez real,  que me ha atrapado desde la primera a la última página. Un relato que animo a leer a todo el mundo.
¡Enhorabuena por tu novela!


Juani Serantes

Con la  II Guerra Mundial de fondo, Gold Beach es una historia de amor, de secretos escondidos,  de errores y de segundas oportunidades.  Una prosa ágil y amena con giros e intriga que hace que la novela sea muy fácil de leer.  Gold Beach es una historia escrita con el corazón y con ese toque de magia que caracteriza a la autora. Sin duda un libro que recomiendo leer.

Yolanda Nebot

Gold Beach… para mi uno de los mejores libros que he podido leer pero  sobre todo,  que he podido sentir.  Una historia apasionante que te atrapa desde el primer momento. A mi,  personalmente, me enganchó de tal manera que cada momento que tenía era para continuar leyendo.  Cuando terminó sentí que me faltaba algo… Te hace conectar tanto con los personajes que no quieres dejar de saber de ellos,  es increíble.  Una gran historia que te llega a poner los sentimientos a flor de piel. Gracias por hacer sentir tanto.






martes, 8 de marzo de 2016

Reseña LOS JUEGOS DEL ABISMO. Por Angels Fortune

LOS JUEGOS DEL ABISMO
una novela de
Juan Carlos Martín

El que avisa no es traidor. Si lo que buscan es una novela que les ayude a conciliar el sueño por la noche, se han equivocado de título.

En las primeras páginas conocerán a Marta y Jorge,  una pareja de desconocidos que viven en Madrid, y que el destino ha unido para que vivan despiertos la peor pesadilla que uno se pueda imaginar.   Cuando las puertas del metro en el que viajan no se abran a su llegada a la estación de Valdecarros, prepárense para vivir con ellos una agónica lucha por sobrevivir.  

En las profundidades de Madrid se encontrarán con la maldad personificada,  con el dolor de los que no consiguieron sobrevivir y con tres puertas que deberán cruzar si quieren volver a ver la luz del sol.  Sus vidas dependerán de la astucia en las pruebas que les obliguen a superar.  

Estoy segura de que más de un lector alzará la voz en un intento de ayudar a los protagonistas,  al igual que Bastian ayudó a que el Reino de Fantasía no pereciera ante la Nada.

Espero que disfruten de este viaje a las profundidades de Madrid… si se atreven.

Angels Fortune







domingo, 6 de marzo de 2016

Reseña GOLD BEACH. Por Bertrán Salvador

GOLD BEACH, una novela de  Isabel Montes.
En junio de 1944 se produjo una de las contiendas más trascendentales de la Segunda Guerra Mundial, el desembarco de Normandía, la operación Overlord. Miles de personas perdieron la vida o vieron su futuro truncado en esas playas de Francia, en una especie de colapso espacio-temporal que jugó con los destinos de millares de individuos. De ese choque surge, más de setenta años después, la nueva novela de Isabel Montes, Gold Beach, donde se nos narra la historia de algunos de esos destinos truncados, ficticios pero que bien pudieran ser ciertos. Así, esta escritora y editora, fundadora de la editorial Angels Fortune y dedicada en cuerpo y alma a la literatura y a los escritores noveles, regresa al mundo literario tras su última novela, El día que conocí a Hugh Grant (2013)
En Gold Beach nos encontramos con una historia de historias. El narrador en primera persona, Philip, regresa un verano a casa con el secreto deseo de corregir los errores que enturbiaron su pasado. Así, el lector emprenderá junto al protagonista un regreso al pasado, al de Philip y al de sus padres, a todos aquellos pasados que se vieron alterados en las turbulentas aguas de Gold Beach, en Normandía, donde los destinos se entrecruzan y la verdad se camufla, y donde se va a decidir el destino de los padres de Philip, y aunque él lo desconozca, también el suyo. 
Con el formato de una novela total, en primera persona, y tomando prestadas licencias del género histórico y del género romántico, incluso del thriller, Isabel Montes nos ofrece una obra completa, una serie de aventuras que bien pudieran ser ciertas, y un personaje, Philip, que podríamos llegar a tocar. Un personaje que, como el lector irá descubriendo, se aleja del estereotipo por su complejidad, por los errores que comete y por cómo puede despertar simpatía y antipatía a la vez. Él es el motor de esta historia, y sin embargo a veces es testigo mudo, otras actor pasivo y otras responsable de lo que sucede a su alrededor. De este modo, el joven Philip va a descubrir que a veces el destino nos carga con pesadas mochilas, pero siempre hay espacio para la esperanza, para recuperar el tiempo perdido. Tal y como dice la enigmática Angels Fortune en un momento de la novela: Si has cometido un error y eres afortunado, el tiempo te regalará una segunda oportunidad, pero no siempre será tan generoso. Y a esa máxima se atiene Philip, persiguiendo su segunda oportunidad, intentando enmendar sus errores. 
De la mano de una prosa directa y eficaz, el lector se irá sumergiendo en la historia de estos personajes, de Philip y de sus padres,  plenamente definidos, descubriendo a cada paso nuevas intrigas, puertas que parecían cerradas y que quizás no siempre lo estuviesen. Así,  una de las mayores virtudes de Gold Beach es que siempre sorprende al lector con giros argumentales, nuevas interpretaciones y cambios en la concepción de los personajes. Por eso, el lector descubrirá que la dualidad típica de los personajes –buenos o malos- no tiene cabida en Gold Beach; aquí son más complejos, más reales,  las malas decisiones tienen un porqué y uno puede ver reflejado a amigos o conocidos en cada personaje, en cada actitud, en cada toma de decisiones. Y poco a poco, en las páginas que el lector intrépido devorará, se irán desvelando matices, historias y contra historias, una riada de emociones y situaciones inesperadas. 
Pero Gold Beach es más que una novela al uso, es un grito a las segundas oportunidades, es un sutil análisis de la condición humana, de cómo perseguimos sueños, de cómo un baúl sin importancia, juego de niñez, acaba convirtiéndose en el desencadenante de un cambio de vida. Nos llama a reflexionar sobre nuestras vidas, nos propone con voz enigmática que tal vez no sea tarde para cambiar el rumbo y que nunca debemos abandonar. Nos habla del perdón y del orgullo, el primero tan escaso y tan difícil de ofrecer, el segundo tan persistente, tan profundo en esta sociedad del egocentrismo y del yo que nos ciega y nos lleva a cometer errores. Nos habla del amor, del amor en un sentido maduro, del enamoramiento y de lo que viene después, de las cicatrices que puede dejar, de cómo una vida se puede regir por los recuerdos. Nos habla de tormentos y guerras, en un sentido literal, pero también metafórico, Gold Beach no es solo una de las playas de Normandía donde murieron miles de soldados, es también ese bache, esa piedra en el camino, en todos los caminos, esas zancadillas invisibles del destino, que a veces nos confunden, nos hacen perder el norte y nos hacen renunciar a aquello que más amamos.  Gold Beach es metáfora y razón de ser del libro, es el telón de fondo para que todo suceda, y todo sea posible. 
Isabel Montes nos regala una buena novela, una historia de amor que sin embargo es mucho más, es una lección; debajo de las aventuras, y los desenlaces, nos sugiere una pregunta de fondo, “¿ya sabes cuál es tu propósito en la vida?”; de nuevo una frase de Angels Fortune. Isabel Montes lo ha encontrado en esta novela, en su editorial, en su escuela de escritores, ¿lo encontrará Philip? ¿Lo encontraremos nosotros? Tal vez a través de Gold Beach podamos encontrar ayuda para responder a esa pregunta…

Beltrán Salvador